¿Cuánto dura el futuro?

Cuánto dura el futuro

Una chica consultaba al Tarot acerca de su embarazo. En ella el Tarot nos hablaba acerca de que por el momento no podría quedar embarazada. Las razones me las ahorraré en esta entrada. Sin embargo, ella con la mejor de las intenciones me hizo una pregunta muy interesante: bueno, ¿y cuánto dura el futuro?

La pregunta me dejó fascinado, eso, me llevó a querer compartir en esta entrada su respuesta. Verán, en otras palabras, lo que la chica me quería decir es que cada cuánto tiempo convenía leerse el Tarot. Hay dos posibles respuestas a esta pregunta. Por una parte depende de la profundidad con la que explores la pregunta del Tarot. Por otro, El futuro es una condición mutable, que depende de distintos factores por lo que siempre está en constante movimiento, gracias al libre albedrío.

La duración del futuro depende de la profundidad de tu consulta

 La primera depende de la longitud o la profundidad con la que exploraste tu lectura de Tarot. Es decir, las preguntas que se exploran con menos arcanos tienen la tendencia a dar respuestas más puntuales, lo que se traduce en que estas respuesta tienen caducidades un poco menos extensas. Lo que quiero decir con esto es que no es lo mismo hacer una consulta utilizando un arcano que hacer una utilizando 20. La profundidad en la primera es mínima, mientras que en la segunda podemos ver causas y consecuencias de muchas cosas.

Por ejemplo, si consultas al Tarot acerca de si vas a conseguir el empleo que quieres. En la primera consulta, la que se hace con un arcano. La respuesta puede ser sí o no, puede que te digan que sí porque habrá una vacante pronto; o porque le caerás bien al jefe; o porque tienes todo lo necesario para desarrollar ese puesto. Así mismo te pueden decir que no por razones similares.

Un par de ejemplos

En la lectura más profunda, podemos ver, si el color de tu ropa es el apropiado para presentarte en uan lectura. La manera en la que debes abordar al personal de reclutamiento (ser pasivo, violento, seguro, hablar con confianza o con humildad); si lo que te podría impedir conseguir el trabajo es tu modo de hablar. En ambos casos el futuro está allí. La respuesta a tu pregunta está siendo contestada. Sin embargo, en el segundo tienes más armas para enfrentarte al futuro. Estas mejor informado, y puedes tomarte tu tiempo en hacer que suceda.

Poniendo otro ejemplo. Se acerca un chico a consultar si podrá viajar pronto. La respuesta es por el momento no. Nuevamente, en la consulta de un arcano, basta saber ese resultado; mientras que en la consulta más profunda, aparecerán los factores que deben ser superados para poder viajar. Una vez que los superas, eso dependerá de ti; podrás entonces viajar. El tiempo que te tardes en resolver los “pendientes” que te impiden viajar (y que el Tarot ya te mostró) será el tiempo que durará ese futuro. En caso de que no conozcas estos pendientes o factores, bueno, pues el futuro durará más que en el otro caso, porque no estás haciendo nada para cambiarlo.

El Futuro es mutable

Si me dijeras, necesito comprarme un auto, lo que yo te recomendaría serían tres cosas: genera dinero, ahorra un porcentaje de éste, compra en el mejor precio posible. Esto es una visión al futuro, sin embargo, puede que el futuro de comprarte un auto no se vea realizado, ¿por qué? Porque no hiciste lo necesario para que sucediera. No generaste dinero, o no ahorraste o simplemente quieres comprarte automóviles que valen millones de dólares y pues no has podido ahorrar lo suficiente. Como podrás darte cuenta, hay una falla en alguno de los tres puntos del ejemplo. Esta falla, puede ser voluntaria o involuntaria, sin embargo, influye en el desenlace del futuro que consultas.

En las consultas del Tarot sucede lo mismo. Aunque te dijera que vas a ganar la lotería, esto no sucederá a menos que no compres el boleto. ¿Cierto? Debes hacer algo, y si te estás saboteando o simplemente no lo haces, el futuro cambia. Ahora bien, el futuro depende de nuestro libre albedrío (de nuestras decisiones). Cuando preguntamos cuánto dura el futuro, hay que darnos cuenta si estamos siguiendo las recomendaciones de tu lectura de Tarot o no. Si te recomendó “consigue un trabajo” por ejemplo, Y en dos meses no tienes dinero, es evidente que ese futuro no ha mutado, tienes que conseguir trabajo todavía. Sin embargo, si al día siguiente de que haces tu lectura consigues trabajo o ganas la lotería. El futuro ya cambió porque ya hay algo nuevo que tienes por hacer. Porque ya avanzaste,

¿Cuánto dura el Futuro?

Date cuenta de que las consultas al Tarot no van a hacer que tu futuro se cumpla. Éste depende de ti y de todos los arbitrios de las personas que te rodean. Esto también puede ser una desventaja. Por ejemplo: en una consulta preguntas sobre si te vas a casar con tu novia. La lectura aparece que por el momento no; te esfuerzas y haces todo lo posible por enamorarla y por que vivan felices todo el tiempo. Ya hay un cambio de futuro porque estás trabajando para que suceda. Cuando vuelves a consultar al Tarot, el cambio estará de acuerdo a lo que tú mismo construiste. Si tu futuro es algo que no deseas, funciona igual, pues puedes actuar para lograr que no suceda.

La respuesta a esta pregunta es depende. Si estás esforzándote por hacer que pase lo que quieras que pase o si no lo estás haciendo. Depende de cuánta claridad tuviste en tu lectura y si entendiste los puntos que están impidiendo que suceda lo deseado o no. Depende de qué tan comprometido estás con tu lectura de Tarot. Hay veces que la vida pasa tan rápido que conviene consultarse a diario. En otras que con una consulta al mes basta. Otras más, en las que la pregunta fue tan bien formulada y la exploración tan extensa, que puedes confiar en que ese futuro que se reveló está trazado a que suceda dentro de los próximos 10 o 20 años. Aún así, conviene consultar al Tarot de vez en cuando dentro de ese tiempo, para no perder el camino hacia tus sueños

Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.